Pérgola: guía de todo lo que debes saber al comprar una

Los jardines y terrazas son el lugar ideal de nuestro hogar donde podemos relajarnos y disfrutar de momentos inolvidables. Sin embargo, en algunas estaciones como el verano, estar al aire libre sin ningún tipo de protección puede convertir esos momentos agradables en una situación agobiante. Por tal motivo, la pérgola constituye la solución y el complemento ideal de nuestros exteriores.

Las pérgolas están diseñadas para llevar tus espacios al siguiente nivel, aportando practicidad y estilo. En este sentido, una pérgola no solo nos protege de los excesivos rayos del sol, sino que gracias a su estructura atractiva es capaz de potenciar la decoración de nuestros jardines o terrazas, por lo que se han convertido en una gran tendencia alrededor del mundo.

De hecho, a partir del siglo XVIII y XIX las pérgolas se transformaron en un elemento indispensable en todo jardín inglés. Esto al pasar de los arcos formados por plantas, a hermosas estructuras artificiales en las que el detalle salta a la vista. Por tal motivo, numerosas marcas se han animado a su diseño y fabricación, encontrando una amplia gama de opciones en el mercado que varían en modelos, materiales y precios.

No obstante, escoger una pérgola puede resultar una tarea algo difícil y extenuante para algunos usuarios, sobre todo si es la primera vez que pensamos hacernos con este elemento. Para ello, el día de hoy te traemos todo lo que debes saber acerca de las pérgolas y te brindamos algunos consejos útiles a la hora de comprar una.

¿Qué es una pérgola?

Una pérgola constituye un elemento de gran nivel arquitectónico, formado por un corredor flanqueado por varios pilares verticales, que pueden variar en diseño y material, los cuales soportan un grupo de vigas en la parte superior que forman un enrejado.

Estas pueden encontrarse expuestas para permitir el crecimiento de plantas, como enredaderas con un toque romántico, o pueden estar cubiertas por algún textil, brindándole un estilo más elegante y minimalista. De igual forma, las vigas que la constituyen las podemos encontrar en materiales como madera, aluminio y hierro, e incluso pueden integrar tecnologías de aclimatación.

¿Por qué comprar una pérgola?

Este elemento ha sido diseñado para aportar funcionalidad y estilo a tus espacios exteriores. En este sentido, las pérgolas brindan una excelente opción de protección contra diversos fenómenos atmosféricos como la lluvia o el sol intenso. Además, estas no solo permiten resguardarnos, sino que también constituyen una decoración ideal para nuestras terrazas y jardines.

Las pérgolas son estructuras sumamente versátiles, por lo que pueden adaptarse a varios entornos, desde grandes zonas floridas hasta pequeñas terrazas en los suburbios. Estas son el complemento perfecto para crear o redefinir nuevos espacios. Tal es el caso de una pequeña área de relajación con muebles en el medio de nuestro jardín.

¿Qué debemos tomar en cuenta al hacernos con una pérgola?

Actualmente, existe un gran abanico de modelos de pérgola en el mercado, los cuales, de acuerdo a la marca, pueden variar mucho en calidad, materiales y diseños. Por lo que, algunos aspectos vitales que debemos considerar al hacernos con este elemento son los siguientes:

Materiales

Este uno de los factores primordiales al comprar una pérgola, pues el material que escojamos no solo debe estar acorde con el concepto de nuestro entorno, sino que además debe adaptarse a las condiciones climáticas y al uso que tengamos destinado otorgarle. Dentro de los materiales más recomendados destacan la madera y el aluminio.

Madera

Estas pérgolas aportan una excelente sensación de calidez y armonía. Las mismas podemos encontrarlas en diferentes tipos de madera, tal es el caso del fresno, roble, cerezo, nogal y pino, siendo este último el más utilizado.

Sin embargo, la madera requiere de un gran nivel de cuidados periódicos para evitar que esta se deteriore rápidamente, por lo que debes ser consciente de ello al adquirirla. Dentro de algunas marcas que apuestan por este material están Tidyard, Festnight, Forest, Catillon y Catral Garden.

Aluminio

Este material es bastante popular en el mercado ya que permite ofrecer elementos modernos y duraderos. Las pérgolas de aluminio no solo garantizan gran resistencia al no oxidarse, sino que además, gracias a su diseño minimalista, se adaptan fácilmente a cualquier estilo.

No obstante, si estas tienen alguna capa de pintura tienden a opacarse y deteriorarse, además, suelen ser más costosas que otro tipo de pérgolas. Algunas marcas que las ofrecen son Outsunny, Jet-Line, Residence y SiBrand.

Movilidad

Podemos hacernos con una pérgola fija o móvil dependiendo del uso que le daremos y el espacio con el que contemos. Las fijas son ideales para grandes terrazas y jardines ya que permiten proteger nuestro mobiliario en todo momento. Por otro lado, las pérgolas móviles son perfectas para espacios reducidos, ya que pueden montarse y desmontarse rápidamente, además de ser mucho más económicas.

Evacuación de agua

Si queremos comprar una pérgola con techo, durante los climas fríos y lluviosos esto puede representar un problema. Por lo que, lo ideal es hacernos con alguna que integre un sistema de canalización, ya sea en un lateral de la pérgola o en ambos. Evitando así que estas se llenen de agua y se dañen con el tiempo.

Bioaclimatación

Este tipo de tecnología en pérgolas es la de más reciente aparición, la misma cuenta con un innovador sistema de láminas que se abren y cierran para mejorar las condiciones en el interior de la pérgola. De hecho, estas pueden ser programadas con el móvil y adaptarse a un ángulo específico para permitir la entrada de aire sin que moleste la lluvia o el sol.

Precios

Las pérgolas pueden variar mucho en su precio dependiendo de todos los aspectos aclarados anteriormente. En este sentido, podemos encontrar las fabricadas en madera entre los 180 y los 480 euros, mientras que las pérgolas de aluminio, al poseer mayor durabilidad, las podemos encontrar entre los 270 y 720 euros.

Además, el precio también depende de las tecnologías agregadas a nuestras pérgolas. De hecho, las que poseen tecnología de bioaclimatación pueden ser bastante costosas. Sin embargo, existen algunas pérgolas económicas en el mercado de entre 80 y 180 euros, principalmente fabricadas en madera, de marcas como AD Servicios, Festnight, VidaXL y Tidyard.

De esta forma, es evidente que al querer comprar una pérgola para nuestro hogar existe una basta variedad de productos, por lo que te invitamos a seguir nuestros consejos, adaptándolos siempre a tus requerimientos de calidad y precio.